Gran esperanza generó el anuncio de algunos municipios, hoy organizados en la “asociación de municipalidades por el gas a precio justo” para hacerse cargo de la venta y distribución de gas licuado directamente a los hogares, prometiendo disminuir los precios ayudando al bolsillo de las familias que actualmente son víctimas del aumento de precios sostenido de los bienes básicos.
El camino fue difícil, con rechazos de contraloría incluidos, y proyectos de ley que se siguen tramitando y aún no son aprobados, obstáculos que al parecer llegan a su fin.
Esto a causa de que el Ministerio de Energía reunidos con la Asociación de municipalidades por el gas a precio justo, han acordado con la venia del gobierno que sea la misma ENAP quien venda el gas licuado y los municipios los encargados de su distribución, eso destrabaría las mayores dificultades legales, pero abre otros problemas, que esta vez protagonizan a Maipú.
La importancia de la comuna en este plan radica en que son las instalaciones de ENAP en Camino Melipilla, junto al Barrio el Abrazo, las designadas para albergar los galones (cilindros) de gas para abastecer a toda la región metropolitana, esto debido a que son las únicas instalaciones de ENAP en la región capaces de asumir el rol.
Por ello, el Municipio de Maipú debería considerar tratar con ENAP y la Asociación de Municipalidades por el gas a precio justo y demases organismos pertinentes, las siguientes dificultades:
La sobrecarga vial de Camino Melipilla: ENAP probablemente recibirá camiones desde todas las comunas de Santiago, a diario, para la distribución del gas licuado a toda la región metropolitana, lo que podría traer problemas insostenibles para una vía que históricamente sufre por los tacos que se producen, lo que se vería aún más agravado si no se toma la suficiente atención al punto.
Riesgo de accidentes viales: Además del riesgo de accidentes que aumenta de manera natural por el sobrecargo de la vía, para nadie es desconocido que los camiones distribuidores de cilindros de gas manejan rápido, de manera brusca, a veces temeraria, que arriesga a demás automovilistas especialmente en horas de alto tráfico.
Estado de los caminos: Es conocido que los caminos dentro del sector industrial se encuentran en un estado deplorable y que no son capaces de recibir una carga vial de la magnitud del proyecto. Asimismo es necesario que el Municipio se asegure de que los camiones no pasen por ningún motivo por las calles interiores de la comuna, a riesgo de que se sigan aumentando las más de 18 mil fugas de agua actuales.
Compatibilidad con otros proyectos de ENAP: Hace un par de años ENAP viene estudiando, y anunciando, la instalación del mayor parque fotovoltaico de la Región Metropolitana, con una potencia calculada capaz de abastecer a más de 5 mil viviendas y se ubicaría en las mismas dependencias de ENAP que buscan albergar el proyecto de gas a precio justo. Es un tema a resolver con la empresa.
Aumento de riesgo zona Bleve: ENAP es el corazón del sector “Bleve” en Maipú, el término es identificado en la legislación como un perímetro que se encuentra bajo riesgo de explosión dentro de un sector industrial (El termino es mas complejo pero esa seria una denominación simple), en la cual los planos reguladores identifican con un círculo, que mediría el tamaño de la explosión, y obviamente dentro de ese circulo se encuentra prohibida la construcción de viviendas. Sin embargo, el cálculo ha sido cuestionado, llegando algunos análisis a afirmar que el sector dañado sería tan amplio que llegaría hasta la misma plaza de Maipú, la razón de las diferencias es que la explosión de los contenedores ENAP que originan la Bleve, reaccionarían junto a los demás gases y elementos presentes en el sector industrial, lo que aumentaría el rango de daño.
Conociendo esta polémica, el proyecto gas a precio justo pretende instalarse dentro del perímetro Bleve, y pareciera lógico que tamaña instalación y movimiento de cilindros de gas aumentan el riesgo para la ciudadanía, lo que no parece justo, pues las ganancias del proyecto serán para toda la región metropolitana, pero los costes y riesgos al parecer solo para Maipú.
Naturalmente hay acciones que se pueden tomar, pero no es menos cierto que la gente necesita un gas a precio justo, por lo que el llamado al municipio se remite a entender los riesgos y conversar con ENAP y demás municipios el anhelo de Maipú de transformarse en una comuna con un buen vivir y libre de riesgos ambientales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.