Claudio Fernández Macor

Santa Fe – CEICS

Ventajas de una fuente de energía a mano

La Argentina se encuentra frente a una crisis energética por partida doble. Por un lado, la falta creciente de energía, que se refleja por caso en la escasez de gasoil, pero sobre todo en la creciente necesidad de importar gas de Bolivia (que ya llega al 17% de lo consumido internamente) y gas licuado. A tal punto que el país, que tenía una balanza superavitaria hasta los primeros años de la década previa en el balance energético, registró entre 2013 y 2021 un saldo negativo de 4.000 millones de dólares al año en importación de crudo, gas y energía eléctrica para el devenir de la actividad cotidiana. La cuestión cobra ribetes más graves cuando la posibilidad de utilizar los recursos de Vaca Muerta, tanto para el mercado interno como para exportación, se ve bloqueada por la disputa entre gobiernos y empresarios por ver quién se queda con el negocio del ahora famoso gasoducto Néstor Kirchner.

En ese contexto, cobra renovado interés el debate sobre la matriz energética y la forma de resolver estas dificultades. Una futura Argentina socialista debería proyectar, en el mediano plazo, el desarrollo en el campo nuclear, donde tiene un recorrido propio de al menos setenta años. Pero en el corto plazo, existen alternativas que deben ser exploradas. Por ejemplo, la vinculada a la generación de gas a partir de residuos orgánicos.

En este punto, desarrollamos una propuesta a partir de la experiencia de un equipo técnico de la Universidad Nacional del Litoral, integrado por ingenieros químicos y ambientales y economistas que trabajan en la instalación de biodigestores en diferentes contextos (tambos, criaderos de cerdos, cadenas de supermercados). Actualmente, el equipo se encuentra trabajando en proyectos de recolección diferenciada de residuos orgánicos urbanos para su utilización en la generación de biogás en dos localidades pequeñas de la provincia de Santa Fe. En base a esa experiencia, desarrollamos una propuesta de “sistema de recolección diferenciada de orgánicos-producción de biogás y fertilizantes” aplicado a aglomerados urbanos de menos de 50.000 habitantes. Entendemos que esta rama productiva puede desarrollarse a muy corto plazo en una economía planificada y contribuir no solo a paliar la escasez de gas, sino también a producir fertilizante orgánico para uso agrícola y sobre todo a emplear productivamente a una buena cantidad de desocupados. Cabe destacar que estos proyectos tienen una alta rentabilidad y un impacto ambiental significativo. El primer punto se relaciona con que la generación de energía y fertilizante tienen un costo variable de “cero”, dado que su principal insumo son los residuos generados por la población. En segundo lugar, tanto la inversión inicial como el costo de mantenimiento son relativamente bajos. Por último, tienen una extensa vida útil. En cuanto al impacto ambiental, el beneficio principal es la posibilidad de reemplazar energía fósil por energía renovable neutral en carbono.

En relación al empleo, por su baja composición orgánica (es decir, por utilizar básicamente mano de obra para su operación y poco capital en maquinarias y otros insumos), permitiría ocupar rápidamente en una actividad productiva a trabajadores hoy desempleados o bien a beneficiarios de planes sociales. El principal componente de la inversión es el biodigestor (su tipo y tamaño depende del volumen de residuos recibidos) que tiene una vida útil de 30 años. Luego, el sistema solo requiere emplear y organizar trabajadores con poca calificación para la recolección diferenciada y para alimentar y mantener el biodigestor, para gestionar el destino del biogás y para tratar, envasar, transportar y distribuir el digesto (fertilizante). En cuanto al trabajo calificado que pueden precisar estos emprendimientos, básicamente se trata de técnicos para la elaboración del proyecto en territorio y la supervisión del funcionamiento.

Para leer los detalles y contenidos ampliados de la propuesta, les invitamos a revisar la publicación original del Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales aquí: Gestión de residuos orgánicos para la producción de biogás y fertilizantes. Una propuesta para expandir la producción y el empleo y reducir la huella de carbono – Vía Socialista (viasocialista.com.ar)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *